Inicio » Blog »¿Los pezones no son el problema?

¿Los pezones no son el problema?

10 Dic. 2019

¿Los pezones no son el problema? ¡NOOOOO! Los pezones no son el problema, el problema es el desconocimiento de quien le dice a la madre que tiene pezones planos, cortos o invertidos. 99% de las madres que me buscan con la etiqueta de pezones "defectuosos" en realidad tienen pezones normales. Incluso con pezones "no normales" sí se puede amamantar, porque el niño se coge de la mama, no del pezón.

 

 

Es como decirle a alguien que su nariz es corta o muy larga porque la nariz estándar debe tener una determinada forma y tamaño y porque la suya no es así, entonces no sirve.

¡Por favor! los seres humanos somos todos diferentes y los pezones también lo son, pero eso no significa que no sirvan. Al etiquetarlos como planos o invertidos se destruye la autoconfianza de las madres y generalmente quienes dicen que LOS PEZONES SON EL PROBLEMA, han tenido una formación inadecuada en lactancia y buscan culpar a algo para demostrar que están encontrando la causa del problema.

Así que cuando creas que estás viendo un pezón "problema" y no sabes qué hacer, envíame una foto del pezón y coordina una consulta conmigo; y ten por seguro que sacaremos adelante esa lactancia materna.

Información para profesionales de la salud:

Los profesionales de la salud usarán sus habilidades de comunicación para explicar a la madre, en caso efectivamente tenga pezones planos o invertidos, que ella sí podrá amamantar y ofrecerse para apoyarle en su lactancia. Si el niño ya nació, mostrarle las técnicas apropiadas para lograr un buen agarre. Poco menos del 10 % de las madres primerizas tienen al menos un pezón plano o invertido (Alexander JM, Campbell MJ. Prevalence of inverted and non-protractile nipples in antenatal women who intend to breast-feed. The Breast. 1997;6(2):72-78). El test del pellizco sirve para establecer la impresión de pezones planos o invertidos.

No recomendado:

Es antiético y poco profesional, el etiquetar como “pezones planos” a todos los casos en los que no se puede lograr el agarre perfecto o incluso en los casos en los que sí existe esta condición, porque es devastador para la imprescindible confianza en sí misma que tienen que poseer las madres que amamantan.

Las madres suelen buscar en internet consejos, hallando a veces información inservible o que puede ocasionar daños irreversibles, como el caso de una madre que etiquetada con pezones planos (que no los tenía) vio en internet en el que una supuesta asesora de lactancia aconsejaba colocarse unas ligas en el pezón para alargarlo, lo que le ocasionó lesiones profundas en la base del pezón que cuando cicatrizaron le restaron elasticidad a sus pezones y terminó con pezones no planos, pero poco elásticos y protráctiles.

Tampoco se deben preparar los pezones antes de la lactancia, los famosos ejercicios de Hoffman han demostrado que no funcionan y ocasionan ansiedad en las madres que los practican. Por lo que en fase prenatal no hay nada que hacer con los pezones, después del examen físico. Sólo reforzar la confianza materna por si “cae” en manos de un profesional poco entrenado con comentarios desalentadores sobre sus pezones.

Si eres profesional de la salud y quieres saber más, entrénate en lactancia, mira nuestros programas de capacitación  Informes

Si eres madre y deseas una cita en el Consultorio de Lactancia, pídela aquí Deseo una cita