Inicio » Blog »La lactancia materna protege de la anemia

La lactancia materna protege de la anemia

12 Nov. 2019

Los niños que toman pecho tienen menos anemia porque la absorción del hierro a partir de la leche materna es más eficiente (49%) que de la leche de vaca (10%) o de la fórmula (4%). Para compensar esta deficiencia las fórmulas tienen hierro añadido que muchas veces causan estreñimiento y otros malestares en los lactantes. Un tema a parte son las indicaciones a diestra y siniestra de fórmulas sin lactosa, en muchos casos sin justificación real, olvidándose que la lactosa potencia la absorción de hierro y que la leche materna es una de las leches con más lactosa. Por esto y más, hay dudas sobre la idoneidad del incremento de hemoglobina del lactante mediante la administración exógena de hierro. Normalmente se observa que las especies mamíferas muestran contenidos bajos de hierro en sus leches ¡esa es la normalidad!

Es bueno considerar que cuando la sangre está enriquecida en hierro puede ser un apreciado caldo de cultivo para las bacterias y volver severas a las enfermedades infecciosas leves o condicionar cuadros infecciosos con mayor frecuencia.

Dios (o la naturaleza para algunos) se ha tardado miles de años en evolucionarnos para perfeccionar el engranaje más perfecto de componentes en la leche materna, que facilite no solo el crecimiento, sino la supervivencia de la especie cuando aún no habían profesiones de salud ni hospitales. Nada en ella es incorrecta o incompleta, su composición en hierro no es excesiva ni escasa, sino inteligentemente suficiente. Lo demuestra la lactoferrina que contiene y su magnífica capacidad antimicrobiana y de fijación de hierro.

¿Es complicado de entender? No te preocupes, solo amamanta y los resultados te dejarán entender que no hay necesidad de entender nada más.

Información sólo para profesionales de salud

El hierro es un nutriente esencial, pero su concentración y distribución en el cuerpo debe controlarse estrictamente debido a su inherente toxicidad e insolubilidad en solución acuosa. Los sistemas vivos han superado con éxito estas limitaciones potenciales al desarrollar una gama de proteínas de unión al hierro y sistemas de transporte, que mantienen efectivamente el hierro en una forma no tóxica y soluble durante gran parte de su tiempo, si no todo, dentro del cuerpo. El hierro libre es tóxico para los procesos biológicos y contribuye al estrés oxidativo, lo que hace que los sistemas biológicos de transferencia de hierro sean muy sofisticados (Frazer y Anderson, 2014).

El cuerpo no tiene forma de deshacerse fácilmente del exceso de hierro y, por lo tanto, la ingesta de hierro debe estar estrictamente regulada (Sharp y Srai, 2007 )

La infección afecta el estado del hierro en humanos. Las bacterias usan el hierro como parte de su metabolismo y usarán las reservas de hierro de su huésped (Ratledge y Dover, 2000 ). El cuerpo ha desarrollado mecanismos específicos, conocidos como retención de hierro, para evitar el uso de hierro por las bacterias (Weinberg, 1984 ). La retención de hierro funciona mediante la unión del hierro libre al almacenamiento y la transferencia de proteínas, como ferritina, transferrina o lactoferrina, durante la infección (Jurado, 1997 ; Weinberg, 1984 ). Al mantener el hierro unido a las proteínas o dentro de las células, los huéspedes evitan apoyar la reproducción de bacterias infecciosas.

la retención de hierro es una parte efectiva del sistema inmune humano, en lo que los investigadores llaman "inmunidad nutricional", o la retención de nutrientes importantes de los patógenos para reducir sus tasas reproductivas (Oppenheimer, 2001 ; Weinberg, 1975 ). Un estudio entre niños de Kenia encontró que los niños con deficiencia de hierro tenían tasas más bajas de infección severa que los niños con abundancia de hierro, que tenían probabilidades mucho más altas de infección que cualquier otro grupo (Wander et al., 2009 ), aunque esta relación no siempre es consistente (Hadley y DeCaro, 2015) Se ha planteado la hipótesis de que la anemia por deficiencia de hierro leve puede ser una adaptación que ayuda a proteger contra la mortalidad por enfermedades infecciosas (Denic y Agarwal, 2007 ).

Si eres profesional de la salud y quieres saber más, entrénate en lactancia, mira nuestros programas de capacitación  Informes

Si eres madre y deseas una cita en el Consultorio de Lactancia, pídela aquí Deseo una cita