Inicio » Blog »Amamantando sin dolor

Amamantando sin dolor

10 Jul. 2019

El amamantamiento al principio puede ocasionar sensaciones extrañas, que no deben terminar nunca en dolor, para ello es importante la posición de la madre y del bebé al momento de lactar, lo que facilitará un agarre correcto al pecho por parte del bebé y evitaremos el dolor y las lesiones en los pezones.

Tus pezones adoloridos y lesionados sanarán si colocas bien a tu bebé al pecho, de modo que la punta de su nariz y su mentón estén pegados a tu pecho, su boca esté bien abierta y su labio inferior esté evertido como la boca del pescado. El cuerpo de tu bebé debe estar muy pegado al tuyo. Además, aplica leche materna en los pezones y sécalos con un abanico para luego colocarlos dentro del sostén cómodo, sin rellenos y sin aros.

Finalmente las lesiones se curan y disfrutarás de tu lactancia.

Las claves de solución en este problema

Airea los pezones luego de cada lactada y de aplicar

Leche materna en ellos. Procura que tu hijo

Abra bien la boca para colocarlo al pecho y dedícate a

Sentir la oleada de amor que te invadirá en un momento.

Si eres profesional de la salud y quieres saber más, entrénate en lactancia, mira nuestros programas de capacitación  Informes

Si eres madre y deseas una cita en el Consultorio de Lactancia, pídela aquí Deseo una cita